Skip to main content

Una estrategia equilibrada para las dietas de las cerdas y los lechones

Por Jules Taylor-Pickard 

La salud y el crecimiento eficiente de los lechones, tanto en el ambiente intrauterino, como después del nacimiento, están condicionados por factores nutricionales

Se requiere una combinación de alimento balanceado de gran calidad y de ingredientes nutricionales especializados para garantizar la salud de la camada y su buen crecimiento

Una correcta alimentación y correctos ingredientes para el alimento balanceado ayudan tanto a las cerdas como a los lechones a desempeñarse mejor. Si en las dietas, todo está perfectamente balanceado, tanto para la nutrición de las cerdas como de los lechones, se obtendrán más camadas uniformes con menos días para sacrificio.

Los factores nutricionales influyen en la salud de los lechones y en su crecimiento eficiente, tanto antes como después de que nacen. Al nacer y al destete, los lechones deben crecer de manera uniforme para evitar un retraso en el crecimiento o una mayor competencia entre ellos por el alimento. Las cerdas requieren una alimentación apropiada para asegurarse de que los fetos en desarrollo tengan suficientes nutrientes, correctamente balanceados, para permitir un crecimiento intrauterino homogéneo.

Los lechones solo obtienen anticuerpos a través del calostro de su madre durante las primeras 24 horas después del parto, en vez de por vía transplacentaria como sucede con otros mamíferos. Por lo que el estado inmunitario de la cerda y los niveles de inmunoglobulinas (Ig) en el calostro son fundamentales para asegurar de que la camada pueda responder adecuadamente ante cualquier exposición a patógenos.

Los lechones enfrentan varios desafíos que plantea la digestión como es la absorción de nutrientes y la salud intestinal, especialmente durante el destete. Si la ingesta del alimento balanceado es demasiado baja o si los trastornos digestivos reducen el nivel de nutrientes disponibles durante el destete, entonces, cualquier disminución de la ganancia diaria de peso puede afectar el desempeño del cerdo durante todo el periodo de crecimiento y hasta al sacrificio. El estado inmunitario durante el destete es un factor clave, ya que durante la segunda y tercera semana de vida, los niveles de anticuerpos maternos empiezan a disminuir y puede producirse el llamado “vacío inmunitario” (transición de los lechones hacia la generación de su propia inmunidad adquirida).

Mezcla del alimento balanceado con ingredientes activos

Se requiere una combinación de alimento balanceado de buena calidad y del uso de ingredientes nutricionales especializados, tanto para las dietas de las cerdas como para el alimento de iniciación de los lechones; a fin de garantizar la salud de la camada y buenos índices de crecimiento. Algunos ingredientes activos a nivel intestinal, como Actigen® de Alltech, estimulan el desarrollo de una correcta población bacteriana y contribuyen a normalizar la microflora intestinal, favoreciendo así la salud intestinal e inmunitaria. La calidad del calostro depende de varios factores en la cerda, incluida la genética, el peso, los niveles de grasa,  el estado de la condición corporal, la edad y el estado sanitario. Algunos de estos factores resultan menos controlables que otros durante el manejo de la granja y por parte del personal. Sin embargo, los ingredientes incorporados al alimento balanceado son uno de los factores controlables que pueden abordarse. Y existen numerosos estudios recopilados que avalan la eficacia de esta estrategia para los lechones jóvenes.

El ingrediente activo a nivel intestinal, mencionado anteriormente, está disponible en presentaciones específicamente desarrolladas para ser incluidas en el alimento balanceado de las cerdas y los lechones. Una solución cuya eficacia está respaldada por estudios que abarcan un periodo de más de 20 años.

Esta inclusión ha demostrado aumentar la cantidad de calostro producido y la concentración de inmunoglobulinas (Ig). Existen datos recientes que indican que esta estrategia puede tener un efecto beneficioso directo activando la expresión de genes relacionados con el desempeño. Mejorar la inmunidad de las cerdas potencia la capacidad de los lechones para asimilar mayores niveles de Ig ingeridos del calostro. Este resultado ha sido demostrado en distintas pruebas en las que las cerdas recibieron este ingrediente activo en sus dietas para aumentar la cantidad de Ig en el calostro. Los resultados fueron que el peso de los lechones al nacimiento aumentó de forma significativa desde una media de 1,509 kg en las camadas de las cerdas del grupo control (sin suplementación) hasta 1,551 kg en las camadas de las cerdas que recibieron el suplemento.

El estado inmunitario de la cerda y los niveles de inmunoglobulinas en el calostro son elementos cruciales para los lechones

¿Cómo se expresan estas mejoras?

Los estudios se han centrado no solo en analizar cómo la alimentación de las cerdas influye en el crecimiento de los lechones, sino también en cómo estas mejoras se expresan desde un punto de vista genético. Se sabe que ciertos nutrientes y compuestos activos a nivel intestinal pueden influir en qué genes se activan y se silencian en el tejido intestinal.

En 2014, un equipo liderado por Daniel Graugnard, Director del Grupo de Investigación para Monogástricos de Alltech, informó primero un aumento significativo de la inmunoglobulina G (IgG) en el calostro de las cerdas cuya dieta de gestación había sido suplementada con el ingrediente activo: de 5,775 mg/dl (grupo control) a 6,500 mg/dl. En consecuencia, el peso al nacimiento de los lechones se incrementó en 0.6 kg en las camadas de las cerdas que recibieron la suplementación.

No obstante, la investigación fue llevada un paso más adelante y se analizó, a partir de muestras intestinales, los cambios en la expresión de los genes que se producen en las células. Los análisis realizados a través de sondas utilizadas en una micromatriz de Porcine GeneChip mostraron una inactivación de 397 genes y una activación  de 262 genes en el tejido yeyunal de los cerdos procedentes de las cerdas que recibieron el suplemento con el ingrediente activo a nivel intestinal.

Los investigadores consideraron que estos cambios estuvieron relacionados con vías como la señalización del contenido intestinal, el hambre y la sensación de saciedad; el enriquecimiento celular y el desarrollo del tejido intestinal; y la proliferación y la diferenciación de las células. Por lo tanto, una alimentación con el ingrediente activo para las cerdas gestantes puede tener un efecto sobre el desarrollo del intestino de la camada, así como mejorar la digestión y absorción de nutrientes y, quizás también, reforzar el sistema inmunitario.

Suplementación oral

Si no se puede suministrar a las cerdas estos suplementos, entonces se puede recurrir a la suplementación oral para los lechones recién nacidos con el mismo ingrediente activo; para obtener así beneficios en términos de salud y tasas de crecimiento óptimas. En 2006, el catedrático Peter Spring de la Swiss College of Agriculture presentó los resultados de unos ensayos en los que se administró a lechones el ingrediente activo por vía oral (al nacer y luego de 24 horas después del parto) y cuyos efectos fueron medidos en los niveles de inmunoglobulinas en la sangre. Los datos indicaron que los lechones que recibieron el suplemento por sonda oral mostraron una concentración media de IgG circulantes en el plasma de 16 mg/ml a los tres días de vida, en comparación con los 13 mg/ml del grupo control.

En otro ensayo presentado en paralelo, en el que se administró a los lechones una suspensión oral de la misma forma, la concentración de IgG en suero a las 48 horas de vida de los lechones fue significativamente mayor en aquellos que recibieron la suspensión oral con 55.62 mg/ml, en comparación con los 42.08 mg/ml del grupo sin suplementar. Este resultado se tradujo, además, en un aumento del número de lechones por camada (al mejorar la supervivencia) y del peso a los 3 días de vida. La edad del destete se redujo también en medio día (peso vivo promedio de 8.2 kg).

Suplementar tanto la dieta de las cerdas como de los lechones

En el caso de las camadas en las que tanto las cerdas como los lechones reciben el suplemento, se registran buenas respuestas en términos de desempeño. En 2013, en un estudio realizado por Terry McArdle (Gerente de Cerdos de Alltech para Europa), en el que el suplemento se añadió tanto al alimento balanceado de las cerdas como al de sus lechones a una dosis de 800 g/tonelada, se observó un aumento de 1.3 kg en el peso de la camada al destete; obteniendo un incremento en la ganancia diaria de peso de 123 g, una mejora del índice de conversión alimenticia (ICA) de 0.27, y una disminución de 15 días en la fase de transición; lo que significa un beneficio notable en términos de ahorro económico.

El uso de ingredientes activos especializados y comprobados en la dieta de los lechones puede contribuir al crecimiento y a la salud de los animales de distintas maneras

Los ensayos de suplementación en lechones, en los que las madres no recibieron ningún tipo de suplemento, se han centrado en el efecto que tiene la suplementación en el alimento balanceado preiniciador e iniciador. En 2015, una nueva investigación liderada por el catedrático Peter Spring analizó nuevamente el efecto de la suplementación en el alimento balanceado y cómo esta afecta al desempeño de los animales. En los cerdos en crecimiento, la comparación de los resultados obtenidos de 123 diferentes ensayos muestra que el efecto medio registrado se traduce en un aumento de la ganancia de peso del 4 % y un incremento del 2.3% de la Conversión Alimenticia.

Promover el crecimiento y la salud de los lechones

Los lechones necesitan una buena nutrición. La inclusión de ingredientes activos especializados y comprobados en sus dietas puede contribuir a su crecimiento y a su salud de distintas maneras. Actigen® de Alltech está respaldada por décadas de investigación que avalan su eficacia y su modo de acción. Puede utilizarse en cerdas gestantes, en sus camadas, o bien en ambos, para garantizar óptimos índices de crecimiento y desempeño, así como para promover el desarrollo de una inmunocompetencia idónea en los lechones; especialmente durante el periodo del “vacío inmunitario” que acontece tras el destete. Lograr camadas de lechones al destete uniformes y con un buen crecimiento se traduce en un menor número de días requeridos para alcanzar el peso al sacrificio, lo que aumenta el beneficio económico de la producción.

Conclusiones

Todos estos estudios demuestran que el incremento en la cantidad y la calidad de las inmunoglobulinas, tanto en el calostro de las cerdas como en los lechones que recibieron el suplemento, tuvieron un importante efecto en la salud y en la viabilidad de los lechones. Asimismo, el ahorro obtenido en cuanto al número de días para alcanzar el peso al destete también aporta un beneficio económico para el productor.

Artículo publicado en Pig Progress

 

¿Alguna pregunta o comentario?