Skip to main content

Las defensas inmunitarias empiezan en el plato

Por Dra. Kate Jacques

¿Por qué los minerales son importantes en la alimentación  de las mascotas?

Al igual que sus dueños, las mascotas disfrutan hoy de vidas más largas y saludables. Una mejor alimentación, una adecuada atención sanitaria y buenas condiciones higiénicas son tres de las ventajas que la vida moderna ha traído consigo  para los animales de compañía.

Actualmente  también tenemos un mayor conocimiento sobre cómo interaccionan la nutrición y las defensas inmunitarias. Es por ello que los propietarios pueden optar por escoger alimentos cuyo consumo favorezca de forma más directa a la salud de sus mascotas.

¿Por qué tu perro o gato necesita minerales?

Un buen ejemplo de esta interacción entre la dieta y la salud animal son los minerales traza y la forma en la que estos se añaden a los alimentos.

Se trata de nutrientes importantes que se incorporan en una cantidad pequeña (de ahí el nombre de traza) a los alimentos completos, como el pienso para perros. El cobre, el manganeso, el zinc o el selenio son algunos ejemplos. Deben incluirse en la dieta porque los animales no pueden sintetizarlos u obtenerlos en cantidad suficiente de otra forma.

Estas sustancias están implicadas en la primera línea de defensa del sistema inmunitario. Las células del sistema inmunitario innato, como los macrófagos o los neutrófilos, se desplazan rápidamente al lugar del cuerpo donde se detecta una infección o lesión. Estas células, las primeras en acudir a la llamada, engullen a los patógenos y los destruyen produciendo radicales libres; razón por la cual debe existir una dotación completa de antioxidantes. En respuesta a estas necesidades, las reservas de minerales de los tejidos se movilizan para cumplir su función.

Los elementos traza como el cobre, el manganeso, el zinc o el selenio están presentes en los centros activos de las enzimas antioxidantes, que neutralizan los radicales libres de oxígeno. Los radicales libres forman parte de la actividad inmunitaria, pero deben ser rápidamente neutralizados para evitar daños a las células.

Inorgánico u orgánico: ¿Por qué es importante la forma del mineral en el alimento?

Poder almacenarse en los tejidos o evitar problemas de contaminación son dos de los motivos principales por los cuales sí importa la forma de los minerales traza que se añaden.

Los minerales comercializados se presentan en forma inorgánica y orgánica.

Los minerales traza inorgánicos son sales de metal extraídos principalmente para el sector de la construcción y la electrónica. La cantidad utilizada en los alimentos destinados al ser humano y a los animales, aunque se sume, representa una proporción muy pequeña del total de minerales traza empleados. El sector de la construcción no tiene que preocuparse de la contaminación por metales pesados, como el cadmio en el zinc o los policlorobifenilos en el cobre. Las personas, las mascotas y otros animales, sí.

Por el contrario, los fabricantes de complejos de minerales traza orgánicos se fijan en la cadena alimentaria para identificar de qué forma están presentes los minerales. De esta manera, los nutrientes minerales se proporcionan en la forma que se digieren y almacenan más fácilmente.

Los minerales traza de las plantas y los animales forman parte de las enzimas antioxidantes. Esto significa que el cobre, el manganeso y el zinc están quelados, o unidos fuertemente, a la fracción proteica de las enzimas para garantizar su integridad en el sistema digestivo y una mayor biodisponibilidad para el animal. Los minerales Bioplex® se encuentran en la forma  más parecida posible a la naturaleza, pues están quelados a fragmentos de proteínas, formando compuestos conocidos como proteinatos minerales.

El selenio es algo distinto. A diferencia de la quelación con las enzimas, las plantas incorporan el selenio a las proteínas. Los animales no pueden hacerlo pero, por suerte, podemos usar las levaduras para añadir esta forma de selenio a la dieta de los animales. Esto significa que el selenio orgánico de las levaduras selenizadas de Sel-Plex® reproduce la forma que tiene este mineral en la naturaleza.

Los complejos de minerales orgánicos son los que mejor digieren, absorben y almacenan los animales. Poseen una mayor biodisponibilidad, lo que significa que una mayor cantidad de minerales se almacena en los tejidos a la espera de ser usada cuando más se necesitan, es decir, acudiendo rápidamente a la primera línea de defensa cuando la inmunidad se ve amenazada.

La composición de ingredientes que figura en el etiquetado del alimento de tu mascota importa. Revisa la lista: ¿son minerales orgánicos?

¿Alguna pregunta o comentario?