Skip to main content

El Agua: Un elemento clave pero poco estimado en la nutrición avícola

El agua es esencial para la vida, pero por lo general se presta menos atención a su consumo que al de los alimentos. Nos centramos en la calidad, la densidad y el procesamiento del alimento balanceado, mientras estamos acostumbrados a no valorar al agua porque no cuesta “nada”, o por lo menos porque no aparece en las cuentas de la alimentación.

Sin embargo, la alimentación y el agua están estrechamente vinculadas. Las aves normalmente beben de 1.6 a 2 veces el peso equivalente del alimento. Y si el consumo de agua es limitado, entonces el consumo de alimento disminuye. Además, toda la actividad digestiva depende del agua. Su mala calidad puede significar un menor beneficio del alimento balanceado, incluso el de mejor calidad.

Volvamos a lo básico de este elemento. Hay varias maneras en que podemos utilizar el consumo de agua para ayudar a los pollitos recién nacidos a tener un buen inicio.

Características de la calidad del agua

Minerales, agua dura y blanda, pH y alcalinidad

El contenido de minerales, el pH, la contaminación microbiana y la temperatura afectan a la calidad del agua y a su consumo. Las características de la calidad del agua incluyen al pH, la alcalinidad y la dureza.

El pH es la medida de la acidez, un agua pura tiene un pH de 7. Los valores menores a 7 son considerados ácidos, mientras los que están por encima de 7 son  básicos o “alcalinas”. La alcalinidad refleja la capacidad de las fuentes de agua para neutralizar los ácidos añadidos sin cambiar el pH (acidez total). La dureza del agua, el pH y/o la alcalinidad no siempre están directamente asociados, pero generalmente el agua dura tiene un pH más alto.

El agua dura contiene mayor cantidad de minerales en forma de iones de calcio y magnesio, que se adquieren al filtrarse el agua de la lluvia a través de las rocas. En contraste, el agua blanda tiene más iones de sodio. El desafío con el agua dura es que causa la acumulación de sarro que gradualmente obstruyen las tuberías. El sarro disminuye el flujo de agua, lo que básicamente reduce su consumo y, en consecuencia, el consumo de alimento.

Minerales como el magnesio, hierro, azufre, sodio y cobre, a concentraciones muy altas, pueden causar el rechazo del agua debido al sabor amargo, o pueden provocar efectos laxantes, bien sea por agua dura o blanda. Los niveles elevados de minerales pueden deberse a razones naturales o a contaminación.

Recuentos bacterianos y biopelículas

Cero bacterias por mililitro de agua es lo deseable, pero la contaminación es común. Las bacterias coliformes son una preocupación especial. Los coliformes se encuentran en el tracto digestivo de los animales y humanos, y su presencia en el suelo o en las aguas superficiales indica una contaminación fecal.

Los biofilms o biopelículas son el resultado de colonias bacterianas que se adhieren a las paredes interiores de las tuberías de agua. Estas producen una película o capa que atrae a otros microbios y patógenos. Una biopelícula puede darse en trozos y, en ocasiones, puede cubrir completamente las paredes de la tubería. Las biopelículas protegen a las bacterias de los antibióticos y de los desinfectantes, y pueden bloquear al sistema de suministro de agua. Las bacterias en biopelículas (incluyendo los coliformes) crecen en lugares donde el agua se mueve más lentamente o donde la temperatura es alta, como al final de las líneas de los bebederos y cuando el agua permanece en línea antes del próximo uso.

Uso del agua para promover la salud intestinal

Hidratación del pollito recién nacido

El consumo temprano y suficiente de agua es crítico durante la primera semana de vida. No es raro que los pollitos lleguen a la nave deshidratados y se requiera una solución inmediata. Los pollitos beben tan pronto nacen cuando tienen cerca bebederos que dispensan agua limpia, a la temperatura correcta y en flujos adecuados. Luces que llamen la atención y superficies que reflejen los bebederos también ayudan.

El agua y la salud intestinal

El tracto digestivo del pollito se desarrolla rápidamente durante la primera semana de vida y todo lo que podamos hacer para promover la salud intestinal durante ese periodo da como resultado una menor mortalidad temprana y una eficiencia alimenticia total. Un intestino sano tiene la mezcla correcta de microbios, enzimas y vellosidades intestinales saludables, para ayudar a la defensa contra patógenos y al proceso digestivo. El medio en el que estos entes existen es el agua.

El crecimiento microbiano y la actividad enzimática digestiva son sensibles al pH. Los coliformes, incluyendo la E. coli y la Salmonella, crecen mejor a niveles de pH por encima de 7. En contraste, las bacterias benéficas, como los lactobacilos, se desarrollan en condiciones más ácidas (por debajo de 7). El pH varía a lo largo del tracto digestivo con valores más bajos (~ 2) en el estómago por la digestión de proteínas y con valores más altos en el intestino y en el colon por la digestión de grasas y carbohidratos. Las aves necesitan la capacidad de mantener el pH del intestino adecuado desde el inicio, aunque las células intestinales aún están desarrollándose. Una forma simple de ayudar al ave es bajando el pH del agua que beben.

La acidificación: Previene las biopelículas, disminuye la acumulación de sarro y reduce el pH del agua para una mejor salud de las aves

Acid-Pak 4-Way® contiene una reserva de ácido cítrico, electrolitos y probióticos. Al agregarlo al agua reduce el pH (es decir, aumenta la acidez), lo cual beneficia tanto a las aves como a las tuberías. El pH del agua se reduce a 4.5 - 5.5, promoviendo el crecimiento de bacterias normales y saludables en el intestino, tales como los lactobacilos. Al mismo tiempo, el pH más bajo limita el crecimiento de coliformes. El agua con un pH más bajo también ayuda a los pollitos a adaptarse a los alimentos secos ya que controla el pH, promueve el crecimiento microbiano beneficioso y ayuda a la producción de enzimas.

Agregar Acid-Pak 4-Way ayuda también al mantenimiento del sistema de suministro de agua: ayuda a mantener el flujo de agua constante, además de otros beneficios. El sarro no se acumula por agua dura cuando se acidifica. Es importante destacar que la reducción del pH mediante la inclusión de Acid-Pak 4-Way elimina las biopelículas en el sistema de suministro de agua y evita que se vuelvan a formar.

ANTES de poner a sus pollitos, abra los bebederos, agregue Acid-Pak 4-Way en el agua, enjuague las tuberías y LUEGO coloque a los pollitos.

¿Alguna pregunta o comentario?