Skip to main content

Cómo mejorar el desempeño de los animales y el alimento balanceado con innovación en la alimentación

El concepto de innovación científica es crítico para el futuro de la producción de proteínas. En la actualidad, las mayores necesidades en la industria de alimentación animal son: mejorar las características en el desempeño de los animales (ej. alimentación para ganancia de peso, alimentación inteligente para ofrecer productos más nutritivos); minimizar los costos (ej. ingredientes base menos costosos); y maximizar la eficiencia en la producción de alimento balanceado (ej. ingredientes y procesos, incluyendo la fermentación en estado sólido [SSF], que permite una producción más rápida). Si bien las materias primas tradicionales continúan utilizándose a tasas elevadas, ingredientes nuevos y novedosos ahora se están implementando de forma rutinaria en las formulaciones de dietas para animales. Una nueva gama de aplicaciones innovadoras se está utilizando para optimizar y evaluar el desarrollo continuo de avances eficientes y sostenibles. Las nuevas tecnologías, como la nutrigenómica, revelan la relación entre los nutrientes del alimento y la expresión génica. La nutrigenómica permite a la industria identificar alimentos que puedan ayudar a los animales a alcanzar su potencial genético, impactando directamente en los genes responsables de la tasa de crecimiento, la calidad de la carne y la prevención de enfermedades.

Otra tecnología que permite la caracterización del valor nutricional de las materias primas es el modelo de digestión in vitro. Estos modelos, que pueden utilizarse tanto para aves como para cerdos, son una herramienta para la toma de decisiones en tiempo real que busca maximizar el uso del alimento y al mismo tiempo mejorar la producción animal.

Una tercera área de innovación en la industria de alimentación animal implica proporcionar suplementos que contengan enzimas exógenas que ayuden en la digestión de fuentes de nutrientes potencialmente recalcitrantes. Un medio comprobado de producción de enzimas exógenas es la fermentación en estado sólido (SSF por sus siglas en inglés), que se ha demostrado ofrece mejores beneficios de eficiencia alimentaria. El proceso SSF permite la producción de enzimas específicas, lo cual admite el uso no solo de los componentes típicos sino también de nuevos ingredientes ya que mejora la digestibilidad. Algunas enzimas en la alimentación animal descomponen la fibra, liberando nutrientes que normalmente no están disponibles para el animal, y esto ayuda a mejorar el desempeño del animal.

Las innovaciones en la industria de alimentación animal, como la tecnología de enzimas bajo el proceso SSF, junto con modelos de digestión in vitro, son claves para la evaluación y un mejor desempeño tanto del animal como del alimento balanceado, ofreciendo beneficios a toda la operación.

Este artículo fue escrito por Kyle McKinney, director global de la plataforma de Manejo de Enzimas de Alltech, y publicado en su cuenta de LinkedIn.

¿Alguna pregunta o comentario?