Skip to main content

Chris Zook: ¿Por qué los fundadores son el futuro?

Rápidamente se hizo claro por qué Zook ha sido nombrado uno de los pensadores estratégicos más interesantes de la actualidad.  

Por Cait Brown

Recientemente, me encontré con una cita que me pareció muy poderosa. Decía: “Las soluciones a algunos de nuestros problemas más complicados normalmente son demasiado simples de creer. O bien no tenemos el coraje de implementarlas o dudamos del poder de la simplicidad”.

Chris Zook, el autor de un best-seller y socio asesor de la firma de consultoría de gestión global Bain & Company, se unió a nosotros en ONE: La Conferencia de Ideas de Alltech (ONE19) para discutir el crítico papel de la simplicidad en los negocios y la importancia de promover la mentalidad del fundador.

Según Zook, la mentalidad del fundador se crea a través de la convergencia de tres factores:

  1. La velocidad del cambio en el mundo, la cual puede cambiar las estrategias y decisiones empresariales de muchas maneras. Curiosamente, en una encuesta reciente, dos tercios de los ejecutivos respondieron que creen que su principal competidor en cinco o seis años será una compañía diferente a la principal compañía con la que compiten hoy.
  2. A pesar de la sensación generalizada de que actualmente estamos experimentando un período de altas tasas de crecimiento y bajos niveles de desempleo, en realidad, solo el 9 por ciento de las empresas en todo el mundo han logrado incluso un nivel modesto de crecimiento sostenido y rentable en la última década. Mientras que las ráfagas de crecimiento son comunes, el crecimiento continuo es raro.
  3. Los resultados de cinco años de investigación y el estudio de miles de compañías mostraron que, en este momento, más del 80 por ciento de las fallas en el mercado (por ejemplo, malos lanzamientos de productos, pérdida de participación de mercado en segmentos clave, no ser tan innovadores como los competidores claves) se pueden remontar a condiciones internas preexistentes que, muy probablemente, podrían haber sido fácilmente remediadas por la propia compañía.

La paradoja del crecimiento

El crecimiento es un factor clave para medir el éxito de un negocio, pero Zook señaló que, irónicamente, "el crecimiento crea complejidad, y la complejidad es el asesino silencioso del crecimiento rentable". Junto con el colaborador James Allen, Zook desarrolló el concepto de la mentalidad del fundador, que se basa en la idea de que las empresas pueden convertirse en líderes mundiales sin perder los principios que las llevaron al éxito.

Vale la pena considerar que las empresas exitosas a menudo son consideradas revolucionarias en sus respectivas industrias cuando hacen su debut. Se adaptan rápidamente, toman decisiones y avanzan. Su principal objetivo son sus clientes, y valoran profundamente la simplicidad. Sin embargo, a medida que muchas empresas comienzan a crecer y alcanzan escala, pierden de vista el conjunto de creencias y valores que originalmente les ayudó a prosperar, y generalmente es cuando comienzan a surgir problemas importantes. La investigación de Zook y sus colegas ha demostrado que las pocas compañías que han mantenido un crecimiento continuo y rentable de 10 o más años, han mantenido o restaurado (como fue el caso de Starbucks) la mentalidad de su fundador.

Logrando el éxito desde el interior

Como señaló Zook, "Los problemas estratégicos externos a menudo revelan grandes desafíos y son el origen de la descomposición interna". El enfoque de la mentalidad del fundador describe tres principales indicadores de la salud interna de una organización  y la preparación necesaria para los desafíos de crecimiento, señalando que una empresa  tiene 15 s a 20 veces más probabilidad    de tener un rendimiento superior si presenta y valora estos elementos:

  1. Obsesión en la primera línea: cada fundador comienza como empleado en la primera línea, como sucedió con nuestro propio Dr. Pearse Lyons. Era la primera persona en la oficina cada mañana, y conocía la empresa y la ciencia detrás de nuestros productos mejor que nadie. Fue el primer vendedor de Alltech, y nunca dejó de pensar en sí mismo como tal. Muchas ideas innovadoras se derivan de trabajar directamente con los clientes o mediante observaciones de empleados de primera línea; sin embargo, son exactamente estos empleados quienes con frecuencia comienzan a sentirse más alienados a medida que las empresas crecen. Los defensores más grandes de una empresa deberían ser las personas en la primera línea del negocio.
  2. Sentido de insurgencia: muchos fundadores simplemente comienzan con una idea innovadora y un equipo de personas apasionadas. La insurgencia implica construir y establecer una misión a largo plazo que todos en la empresa entiendan y sea inspiradora. Las capacidades únicas también son instrumentales. Según Zook, solo el 13 por ciento de los empleados de negocios estadounidenses reportan sentirse muy inspirados en su lugar de trabajo. Las empresas con un mayor porcentaje de empleados que reportan sentirse inspirados suelen ser bien recompensadas, ya que un personal motivado generará mucha más energía e innovación para una empresa que sus homólogos no motivados.
  3. La mentalidad del dueño: el fundador también suele ser el dueño de la empresa y considera que la empresa es su bebé. Sin embargo, a medida que las organizaciones crecen, los fundadores y sus empleados a menudo comienzan a perder ese sentido de orgullo y propiedad, lo cual es crítico porque se traduce en una disposición a asumir la responsabilidad, en lugar de esconderse de la culpa, lo que puede suceder frecuentemente en grandes organizaciones burocráticas. La mentalidad del fundador implica un disgusto por todo tipo de políticas que difieran con las de los fundadores, y que contaminan a las empresas. También implica una obsesión con la velocidad: actuar y tomar decisiones con un sentido de urgencia. Cuando las organizaciones comienzan a neutralizar estos aspectos integrales, se vuelven vulnerables a los insurgentes cuestionadores más jóvenes.

Cuatro reflexiones finales

Zook finalizó con las siguientes recomendaciones:

  1. Invierta en exceso en su insurgencia y en lo que lo hace único y no sea "simplemente otra empresa". Cree experiencias de fundadores pequeños que le permitan empoderar y fortalecer a su fuerza laboral.
  2. Utilice la mentalidad del fundador para evaluar la salud interna de su empresa. Moldee sus elementos hacia cómo se evalúa.
  3. Implemente ataques periódicos contra la complejidad excesiva, que es el asesino silencioso del crecimiento rentable y la energía de los empleados.
  4. Use las micro batallas para crear microcosmos del futuro. Acelere la velocidad de la innovación enfocada y la escala en toda la organización.

Para concluir, Zook compartió la filosofía del "Día 1" del fundador y CEO de Amazon, Jeff Bezos, como un excelente ejemplo de cómo mantener la mentalidad del fundador: "El día 2 es una estasis. Seguido de la irrelevancia. Seguido de lo insoportable, la dolorosa decadencia. Seguido de la muerte. Por eso siempre debe ser el día 1”.

 

 

¿Alguna pregunta o comentario?