Skip to main content

Una revolución nutricional: 7 cambios en el dogma nutricional de las fuentes alternativas de minerales traza

Los suplementos de minerales traza, como el cobre, zinc y manganeso, son nutrientes fundamentales para la salud, el desempeño y el bienestar de los animales. La inmunidad, la reproducción, el crecimiento e incluso la calidad de la carne y la leche dependen de una nutrición óptima con la inclusión de minerales traza en la dieta.

Por mucho tiempo, lo que escuchábamos acerca de los minerales traza en la nutrición, desde los niveles de inclusión hasta los efectos en el desempeño, provenía de estudios que utilizaban sales minerales inorgánicas. Las sales minerales están hechas de un mineral traza ligeramente ligado a un ión cargado, y estas han sido la base de la suplementación e investigación de los minerales traza desde la década de 1930. Sin embargo, estudios recientes están utilizando una forma diferente de oligoelemento, y los resultados de esos estudios son ideas desafiantes que han sido fundamentales para la nutrición animal.

A principios de la década de 1990, se desarrollaron por primera vez los minerales traza orgánicos para reflejar la forma en que los minerales traza se producen naturalmente en las plantas. Estos suplementos tienen una estructura de anillo similar a las proteínas o carbohidratos que se adhiere al mineral traza en múltiples sitios. El componente de proteínas o carbohidratos sirve como un sistema de entrega estable y protector, que aumenta la posibilidad de absorción de los minerales.

Los últimos 20 años de investigación confirman la diferencia sustancial entre una sal mineral y un mineral traza ligado a un anillo orgánico estable. La evidencia apunta a lo orgánico como una fuente superior de minerales traza, pero más allá de dichas consideraciones, vemos efectos sin precedentes en el animal cuando este recibe minerales formulados de manera óptima. Los minerales traza orgánicos están cambiando la forma en que vemos la nutrición animal en general.

A continuación presentamos siete cambios importantes en el dogma nutricional inducidos por estudios que evaluaron minerales traza orgánicos. Si bien muchos nutricionistas aún se aferran a las fuentes inorgánicas tradicionales de precio bajo, los minerales traza orgánicos están promoviendo una revolución en la alimentación animal.

1. No todas las formas de minerales traza son iguales

Históricamente, los minerales traza inorgánicos han sido la principal forma de suplementación mineral. Sin embargo, su síntesis produce un suplemento que rápidamente se disocia y reacciona en la alimentación y el tracto digestivo.

El Dr. Richard Murphy es bioquímico y director de investigación en Dunboyne, Irlanda, y ha centrado gran parte de su labor en caracterizar, comparar y optimizar los suplementos de minerales traza.

“Cuando se comparan productos minerales, tanto inorgánicos como orgánicos, el punto clave de diferenciación es comprender su estabilidad a través del tracto gastrointestinal”, expresó Murphy. “La estabilidad al pH ácido que se encuentra en el ambiente gástrico es fundamental para garantizar el suministro máximo de minerales a los sitios de absorción en el intestino”.

El trabajo del Dr. Murphy ha demostrado repetidamente que los minerales traza orgánicos son muy superiores a los minerales traza inorgánicos tradicionales tanto por la estabilidad como la biodisponibilidad general. De hecho, son mucho más eficientes, innumerables ensayos con animales han demostrado que los minerales traza orgánicos pueden administrarse a niveles significativamente más bajos que sus contrapartes inorgánicas, sin afectar la salud y el desempeño.

Sorprendentemente, la investigación del Dr. Murphy también ha encontrado que no todos los minerales traza orgánicosson iguales.

“Además, el tipo y la posición de los aminoácidos utilizados en los minerales traza orgánicos son fundamentales para la estabilidad”, dijo el Dr. Murphy.

Las diferentes marcas de minerales traza orgánicos utilizan diferentes aminoácidos y cadenas de péptidos, algunas con asociaciones mucho más débiles y una estabilidad más baja en comparación con otras.

El Dr. Murphy y sus asociados de investigación han desarrollado una configuración de minerales peptídicos para su uso en minerales traza orgánicos los cuales proporcionan una estabilidad óptima. De hecho, su trabajo en la diferenciación de minerales traza orgánicos e inorgánicos ha sentado las bases para los otros seis avances de la nutrición mineral.

2. Los inorgánicos: No se requieren

Las Academias Nacionales de Ciencias, Ingeniería y Medicina (NASEM, por sus siglas en inglés) publican los requerimientos de todos los nutrientes esenciales para los animales, entre los cuales se enumeran minerales traza inorgánicos. Sin embargo, una nueva investigación demuestra que, si bien los minerales traza son esenciales, no hay un requerimiento absoluto para los minerales traza inorgánicos. De hecho, la eliminación de compuestos inorgánicos y su reemplazo con minerales traza orgánicos ha mostrado mejoras en el desempeño.

En el ganado de carne, el reemplazo total de minerales traza inorgánicos con niveles más bajos (60 por ciento) de minerales traza orgánicos mejoró la salud y el desempeño, y generó una ganancia de $50USD por cabeza (Holder et al.,2016). El reemplazo total con minerales traza orgánicos en cerdos mejoró la ganancia diaria promedio, aumentó el peso al sacrificio en 2 kg y mejoró la eficiencia de sacrificio generando un ahorro de $1,80USD por cerdo.

Los minerales inorgánicos pueden prevenir la deficiencia, pero existen opciones mucho más efectivas. Incluso las operaciones que suministran una combinación de minerales traza inorgánicos y orgánicos pueden beneficiarse de la conversión a minerales traza 100 por ciento orgánicos. El reemplazo total de sustancias inorgánicas ofrece los mejores resultados para alcanzar el potencial genético del animal.

3. La biodisponibilidad de los minerales traza orgánicos: Utilizar menos para obtener más

Regularmente, los estudios administran minerales traza orgánicos a niveles 30-50 por ciento más bajos a diferencia de los inorgánicos debido a que el sistema de entrega superior de los orgánicos permite que se absorban de manera más eficiente. Los científicos avícolas de la Universidad de Kentucky se preguntaron: “¿Cuánto más eficiente?"

En su estudio, alimentaron pollos de engorde con minerales traza orgánicos a niveles 75 por ciento más bajos que los niveles comerciales para inorgánicos. Estas aves alcanzaron un peso de mercado deseable en el período estándar de seis semanas y no mostraron signos de deficiencia o enfermedad, a pesar de que solo recibieron una cuarta parte de la ración mineral en comparación con sus contrapartes alimentadas con minerales inorgánicos (Ao et al., 2009). Estas concentraciones relativas son inferiores a las que tradicionalmente se reconocen como necesarias para cumplir con los requerimientos de las aves.

Los minerales traza orgánicos se absorben y se depositan con mayor eficacia en los tejidos previstos, por lo tanto pequeñas cantidades pueden tener un mayor impacto. La ineficiencia de los inorgánicos requiere una sobrealimentación significativa. Los minerales traza orgánicos ofrecen una forma de maximización de recursos para los productores. Esta investigación también nos da una idea más clara de cuáles podrían ser los verdaderos requerimientos de minerales traza de un animal.

4. Los minerales traza orgánicos contribuyen a mejoras significativas en la salud animal

Los minerales traza tienen un efecto de llave-cerradura en ciertas enzimas antioxidantes que son fundamentales para la función inmunológica. Un suministro suficiente de minerales traza se puede describir como el combustible sustentador del sistema inmunológico. Ensayos recientes de alimentación y estudios nutrigenómicos muestran como los minerales orgánicos enfrentan algunas de las enfermedades más costosas de la agricultura.

En el feedlot, un reemplazo total de minerales traza inorgánicos con niveles más bajos de minerales orgánicos (60 por ciento de los niveles comerciales para inorgánicos) fue capaz de reducir la mortalidad en un 57 por ciento, y la mortalidad por enfermedad respiratoria bovina en un 69 por ciento. Incluso con la enfermedad respiratoria bovina que contrae el ganado, la inclusión de minerales traza orgánicos redujo significativamente el número de retiros (Holder et al., 2016). ¿Demasiado bueno para ser verdad? Otro estudio realizado en un continente diferente confirmó los efectos: grupos de minerales traza orgánicos mostraron una disminución de 7,7 por ciento incluso con incidencia de la enfermedad respiratoria bovina (Sgoifo Rossi et al.,2018).

“La enfermedad respiratoria bovina le cuesta a la industria de carne de res de los EE. UU. más de $800 millones de dólares y es la mayor preocupación y la mayor causa de pérdida en el terreno”, comentó el Dr. Vaughn Holder, investigador de ganadería de carne de Alltech. “Los minerales traza orgánicos brindan un nuevo refuerzo a la primera línea de defensa de los animales y aumentan en gran medida la tranquilidad del productor”.

En aves, la enteritis necrótica genera costos devastadores, que se aproximan a los $6 mil millones de dólares anuales, con tasas de mortalidad del 1 por ciento por día. Los minerales traza orgánicos eliminaron la muerte de aves debido a enteritis necrótica, reduciendo la mortalidad en un 12 por ciento en comparación con los suplementos inorgánicos (He et al., 2017; Bortoluzzi et al., 2017). Las aves alimentadas con minerales traza orgánicos también mostraron cambios positivos significativos en la expresión de genes relacionados con la mejora de la resistencia a las enfermedades.

Desde la expresión génica hasta los marcadores de enfermedades y la mortalidad, existe una creciente evidencia de que la biodisponibilidad de los minerales orgánicos prepara mejor a los animales para enfrentar y sobrevivir los desafíos de las enfermedades.

5. Los minerales traza orgánicos prolongan la vida útil de anaquel y mejoran la calidad de la carne

El impacto de los minerales traza orgánicos abarca toda la cadena alimentaria, hasta nuestros propios refrigeradores. La nutrición animal afecta directamente la calidad de la carne, y la alimentación con minerales traza orgánicos da como resultado una carne más duradera y más jugosa.

“Los minerales traza son esenciales para las enzimas antioxidantes en la carne", indicó la Dra. Rebecca Delles, científica de Alltech. “Al proporcionar una fuente de minerales traza más biodisponible, esos antioxidantes tienen un mejor suministro de minerales para sustentar su actividad”.

Para demostrar su acotación, la carne de novillos que fueron alimentados con minerales traza orgánicos mostró una mayor actividad antioxidante, lo que promovió una mayor vida útil de anaquel (Sgoifo Rossi et al., 2018). Esa misma carne también mostró una mayor retención de agua, lo cual mejora la textura y la rentabilidad. La Dra. Delles descubrió que los minerales traza orgánicos tenían el mismo efecto en el lomo de cerdo y la pechuga de pollo, mejorando de manera beneficiosa tanto la experiencia sensorial como las ganancias del productor (Delles et al., 2014; Delles et al.,2016).

“El tiempo promedio que tarda un consumidor en recuperarse de una mala compra de carne es de tres meses”, expresó la Dra. Delles. “Si la apariencia, el sabor o la textura se perciben de baja calidad, pasarán tres meses para que el cliente reconsidere la compra de ese producto cárnico. En carne de cerdo fresca, si solo el 5 por ciento de los consumidores de los Estados Unidos tiene una mala experiencia con la carne, eso podría generar una pérdida proyectada del 3 por ciento, o $181.938.556,80, en el transcurso de 12 semanas, debido a lo que podría considerarse ‘sólo color o textura’”.

6. Minerales traza orgánicos más eficientes disminuyen el impacto ambiental de la producción animal

Los minerales traza orgánicos biodisponibles proporcionan un método exclusivo para mantener el desempeño animal y al mismo tiempo reducir el impacto ambiental.

La inestabilidad de los minerales inorgánicos hace que sean difíciles de absorber para el animal. Esto, normalmente, genera la sobrealimentación de minerales traza y, por lo tanto, la excreción de grandes cantidades de minerales en el medio ambiente. Estos minerales excretados alteran lo que se conoce como “huella mineral” y contribuyen a la contaminación del suelo y el agua.

Se ha encontrado que la biodisponibilidad mejorada con tasas de inclusión más bajas de minerales traza orgánicos reduce directamente la huella mineral en la producción animal.

Una serie de ensayos realizados por instituciones agropecuarias en China en el año 2017 encontró que en cerdos, aves y rumiantes, los minerales traza orgánicos podrían suministrarse en cantidades sustancialmente más bajas que las inorgánicas produciendo el mismo desempeño, pero con una excreción mineral mucho menor. No sucede lo mismo con los inorgánicos: los niveles bajos de inorgánicos también redujeron la excreción de minerales, pero fueron perjudiciales para la salud animal y disminuyeron el desempeño (Guo et al., 2017; Ma et al.,2018; Qui et al.,2018).

“Este tipo de investigación cambia la forma en que estudiamos la nutrición animal”, expresó el Dr. Karl Dawson, microbiólogo de rumiantes y director científico de Alltech. “Estas son las soluciones que necesitamos para alimentar de forma sostenible a nuestras poblaciones en crecimiento, beneficiando a todas las partes interesadas ​mientras se disminuye el impacto al medio ambiente de los sistemas intensivos de producción animal”.

7. Una óptima nutrición de minerales traza orgánicos mejora la salud, la reproducción y el desempeño animal en múltiples generaciones

Los minerales traza tienen un efecto multi-generacional. Al igual que otros nutrientes, los minerales traza cambian la expresión génica, activando o desactivando los genes de manera efectiva. Dichos cambios en la expresión génica son hereditarios, es decir, los efectos buenos o malos de la nutrición de la madre, se transmiten a sus descendientes antes de que incluso prueben su primer bocado de alimento. Este fenómeno, conocido como epigenética, les da a los productores y nutricionistas el poder de utilizar la nutrición para desarrollar su futuro rebaño.

Los científicos de lechería de la Universidad Estatal de Pensilvania estudiaron un rebaño durante tres generaciones y descubrieron que las novillas experimentaron 10 días menos de enfermedad y entraron en estro 26 días antes cuando sus madres recibieron minerales orgánicos (Gelsinger et al., 2016; Pino et al., 2018). Esto se evidencio incluso para las novillas que no consumieron minerales traza orgánicos, lo que sugiere que el efecto se produjo por la nutrición materna. Menos días de enfermedad se correlacionan a una mayor producción de leche en una fase posterior en la vida y alcanzar la madurez reproductiva casi un mes antes, lo que equivale a aproximadamente a $100USD por cabeza en costos de gestión y una disminución del 2-3 por ciento en la huella de carbono.

En el ganado de carne, los terneros nacidos de vacas alimentadas con minerales traza orgánicos mostraron un mejor peso corporal al destete y nuevamente a los 205 días, independientemente de su propia dieta (Price et al., 2017). El destete es uno de los puntos de estrés más críticos en el ciclo de vida del ganado de carne, pero los minerales orgánicos in utero permitieron el destete y el desarrollo de los terneros jóvenes a pesar de sus circunstancias. Si bien los minerales traza pueden tener un impacto increíble en un solo animal, resultados como estos muestran un potencial de alimentación estratégica incluso para el rebaño futuro.

La llegada de la alimentación de precisión

Del alimento balanceado al tenedor, la fuente de minerales traza hace la diferencia. Los minerales traza orgánicos proporcionan al animal un nutriente esencial de forma optimizada, y los efectos de tal precisión se reflejan en toda la cadena alimentaria. Con efectos sobre la salud y el bienestar de los animales, la rentabilidad de los productores, las preferencias de los consumidores y la protección del medio ambiente, no se pasa por alto ninguna de las partes interesadas. Esta es la llegada de una revolución en la alimentación de precisión. Los nutrientes bien diseñados y optimizados pueden revelarnos los requerimientos reales de un animal y permitirles alcanzar su verdadero potencial genético, para que podamos promover mejores animales y alimentar a una población en crecimiento.

 

Para más información sobre el programa de Manejo de Minerales de Alltech presione aquí