Skip to main content

MICOTOXINAS EN CERDOS

¿Qué son las micotoxinas?

Las micotoxinas son compuestos tóxicos y naturales producidos por los hongos o mohos. Estos crecen generalmente en los ingredientes de las dietas para los animales, y suelen multiplicarse durante condiciones climáticas adversas. Se han identificado más de 500 micotoxinas diferentes hasta la fecha; y este número va en aumento. Las micotoxinas son compuestos químicos imperceptibles, estables y tóxicos; que son comunes en el entorno de la granja –sobreviviendo en muchos lugares y en diferentes tipos de fuentes de alimento–.

El riesgo de las micotoxinas para los cerdos

Los cerdos son muy sensibles a las micotoxinas. Tanto el tipo como la concentración de la micotoxina en las raciones –así como la edad y la etapa de producción del cerdo– determinarán hasta qué punto el animal se verá afectado. Generalmente los cerdos jóvenes, las cerdas reproductoras y los verracos son los más perjudicados por las micotoxinas. Pero es importante tener en cuenta que los cerdos en crecimiento-finalización también pueden verse afectados negativamente por estas sustancias tóxicas.

Incluso a niveles bajos en las dietas, una contaminación por micotoxinas disminuye el desempeño animal, afecta el estado de salud y puede generar altas tasas de mortalidad. Asimismo, las micotoxinas pueden causar daño tisular irreversible, lo que puede comprometer el desempeño, incluso, mucho después de que las micotoxinas han sido reducidas de las raciones.

 

Signos de una contaminación por micotoxinas en cerdos

Estas señales pueden variar en función del tipo de micotoxina, la dosis ingerida y el período de exposición. Estos signos de advertencia pueden incluir:

  • Inmunosupresión
  • Diarrea
  • Un bajo desempeño animal
  • Disminución o poco consumo de alimento
  • Pérdida de peso
  • Deterioro de la integridad intestinal
  • Daño hepático
  • Abortos
  • Lechones mortinatos/momias
  • Aumento de la mortalidad

Las micotoxinas que afectan con mayor frecuencia a los cerdos

Muchas micotoxinas causan problemas graves en la salud y el desempeño de los animales. Entre estas se incluyen a las aflatoxinas, ocratoxinas, deoxinivalenol, zearalenona, fumonisinas, alcaloides del ergot y las toxinas T-2. Algunos de los síntomas más agudos se desarrollan después de una exposición a Aspergillus (y Penicillium), a Fusarium spp. y a las toxinas de Claviceps.

Las micotoxinas rara vez se producen de forma aislada. Es muy común encontrar diferentes micotoxinas en el alimento terminado, lo que puede provocar una acción sinérgica y finalmente un efecto negativo de los aditivos sobre la salud y el desempeño animal.

Para más información sobre los distintos tipos de micotoxinas y sus efectos negativos relacionados, visite knowmycotoxins.com/es.

Prevención y manejo de micotoxinas

La clave es reducir la exposición de los cerdos a estas sustancias tóxicas. La detección, la prevención y la mitigación son fundamentales para una estrategia eficaz en el manejo de las micotoxinas.

Análisis periódicos de las raciones pueden ayudar a detectar la amenaza de posibles micotoxinas ocultas. Es importante señalar que una muestra altamente contaminada no supone que todo el cultivo esté afectado. Del mismo modo, una muestra “no contaminada” no asegura que toda la ración esté libre de micotoxinas. Un manejo adecuado de las micotoxinas es clave para mantener el desempeño de la piara y evitar pérdidas económicas impredecibles.

La prueba de análisis de micotoxinas Alltech 37+® proporciona un panorama real de los contaminantes presentes en el alimento balanceado. Esto puede ofrecer un diagnóstico rápido, determinar una solución efectiva y ayudar a los productores a adoptar un plan de control de micotoxinas más efectivo.

Loading...