Skip to main content

Tres maneras de prevenir y tratar la diarrea en los lechones

Los lechones son muy susceptibles a los problemas de salud intestinal. ¿Está tomando las medidas necesarias para ayudarlos a evitar este problema frecuente?

Por Dr. Andrew Bents

La diarrea que presentan los cerdos al momento del destete siempre ha sido un desafío para la industria porcina. Se combina el estrés del traslado a una nueva instalación con el estrés mismo de la separación de la cerda, lo que desencadena el desafío entérico en la granja. Cuando evalúe las causas de la diarrea en lechones y cerdos recién destetados, tenga en cuenta estas tres áreas: higiene, control de patógenos y nutrición adecuada.

1. Higiene

Los cerdos recién destetados han experimentado un cambio increíblemente estresante, y ese estrés es perjudicial para su sistema inmunológico, aún inmaduro. Además, cualquier anticuerpo materno que la madre le hubiera transmitido al cerdo disminuirá dentro de las primeras dos semanas luego del destete, elevando así el riesgo de estar expuesto a patógenos ambientales. Se debe realizar un efectivo lavado con agua a presión que permita remover la materia orgánica en cada puesto donde ingresarán los cerdos, especialmente si los grupos anteriores presentaron algún desafío. Los desengrasantes y el agua caliente serán de gran ayuda para eliminar cualquier biopelícula que se encuentre en las superficies de las rejillas, comederos y bebederos, dado que el solo uso de agua fría no podrá eliminarla. Una inspección posterior al lavado es útil, ya que los espacios en el piso (rejillas) –debajo de la boca del comedero o de los tazones de agua– comúnmente se tapan o se esconden, y estas áreas pueden albergar suficientes patógenos para enfermar a un cerdo destetado.

Una vez que los corrales estén bien limpios, es importante seleccionar también un desinfectante que elimine eficazmente los patógenos presentes en la instalación. Hay varias opciones de productos en el mercado; seleccione uno en función de la necesidad que tenga y según el reto microbiano (es ideal tener resultados de hisopados). Esté seguro de que cubra su necesidad y sepa el tiempo que necesita para que haga efecto y su forma correcta de aplicación. Por ejemplo, algunos desinfectantes deben estar completamente secos para lograr su máximo efecto, mientras que otros actúan inmediatamente o poco después del contacto. Algunos, incluso, tienen acción secundaria después de que se secan por completo. Es importante asegurarse de que se está utilizando la dosis correcta para que el producto desinfecte de la manera adecuada. El Centro de Seguridad Alimentaria y Salud Pública de la Universidad Estatal de Iowa es una gran fuente para obtener buena información sobre la acción de los desinfectantes.

Con frecuencia, las tuberías de agua son un área de la granja que se pasa por alto y que necesita un saneamiento adecuado, por lo que es una buena práctica evaluar la calidad del agua en la instalación. A menudo, las tuberías están llenas de biopelícula que alberga bacterias, que van a contaminar a los cerdos. Esto significa que un cerdo recién destetado podría beber agua estancada y potencialmente cargada de bacterias. Una buena práctica es purgar las tuberías con altas concentraciones de ácido o de cloro antes del ingreso de un nuevo grupo de cerdos a las instalaciones. No obstante, tenga en cuenta que esto podría liberar sedimentos dentro de las tuberías y causar taponamiento en los niples. También hay opciones seguras que se pueden realizar cuando hay un grupo activo presente, lo que permite el lavado continuo de las tuberías mientras los cerdos consumen agua.

2. Control de patógenos

No cabe duda de que otros equipos dentro de la instalación podrían ser los responsables de la presencia de patógenos. Antes de que los trabajadores entren al establo de los cerdos recién destetados, sus botas deben limpiarse y desinfectarse minuciosamente para evitar el ingreso de patógenos del exterior. Los comederos, así como los comederos de papillas y los tazones de agua, también deben limpiarse y desinfectarse a fondo en cada grupo que entra. Las alfombras de plástico son una excelente manera de motivar a los cerdos a comer alimentos sólidos, pero si están desgastadas y se deshilachan significativamente, pueden ser difíciles de desinfectar de manera efectiva, lo que las convierte en una fuente de patógenos. Carros de alimentación, cucharas, overoles, mangueras e incluso sombreros son ejemplos de otros artículos que podrían albergar enfermedades. Las superficies de madera son casi imposibles de desinfectar completamente y deberían cubrirse con pintura látex para sellar cualquier superficie donde se puedan alojar los patógenos.

Seguidamente, asegúrese de tener información completa sobre los patógenos presentes en la instalación que podrían contribuir al desequilibrio de la flora bacteriana en el lechón y la presencia de diarreas. Hay tres categorías principales de patógenos intestinales: bacterianos, virales y parásitos.

Los organismos parásitos pueden incluir coccidios, lombrices y tenias. Los coccidios son una causa poco común de enfermedad en los cerdos destetados, por lo que debe evaluarse si la higiene –tanto de la granja de origen como las de destino–representa un desafío principal. Las infecciones por lombrices y tenias tardan tiempo en desarrollarse dentro de un grupo y son muy raras en cerdos recién destetados. Si estas se identifican como la razón del problema, es necesario establecer un protocolo de desparasitación adecuado.

Algunos ejemplos de patógenos virales que pueden causar diarrea en cerdos destetados incluyen: diarrea epidémica porcina (PED), gastroenteritis transmisible (TGE), rotavirus tipos A, B y C e incluso síndrome respiratorio y reproductivo porcino (PRRS). Las infecciones virales no pueden tratarse con antibióticos, por lo que las terapias comúnmente se enfocan en mantener a los cerdos hidratados e incitarlos a comer a pesar de sus molestias. Las técnicas de prevención incluyen la mejora de la inmunidad en la cerda para reducir la diseminación del virus durante la lactancia y el uso de desinfectantes secos sobre los grupos de limpieza para reducir el enfriamiento y disminuir la exposición al virus ambiental.

Los antibióticos pueden usarse para infecciones que son de naturaleza bacteriana. Algunas de las causas bacterianas comunes de diarrea en cerdos recién destetados son: Escherichia coli, salmonela y, ocasionalmente, Clostridium perfringens o Clostridium difficile. Las infecciones por ileítis y Brachyspira hyodysenteriae en cerdos recién destetados son muy poco comunes, pero posibles en ambientes saturados. Si se sospecha que un agente bacteriano es la causa, un veterinario debe recolectar una muestra y realizar un cultivo, seguido de una prueba de sensibilidad para comprender qué antibióticos son efectivos contra el patógeno. Es una buena práctica repetir este proceso periódicamente, especialmente en situaciones sin respuesta para asegurarse de que no se hayan producido cambios dentro del establo o rebaño. Los antibióticos siempre deben usarse de acuerdo con las instrucciones del veterinario que los prescribe para garantizar que el tratamiento sea efectivo tanto en la actualidad como en el futuro. Si una infección no responde al tratamiento, entonces se debe reevaluar la causa para asegurarse de que no haya otro factor que complique el problema. Por supuesto, más vale prevenir que lamentar, por lo que las buenas prácticas de saneamiento y bioseguridad son primordiales para evitar la exposición a patógenos de cerdos jóvenes.

3. Nutrición adecuada

Un cerdo joven tiene necesidades nutricionales muy específicas y de alta calidad, pero asegurar estos aspectos en la dieta no garantizan el control de patógenos. Un gran desafío que presentan los cerdos en el momento del destete es asegurarse de que todos tengan acceso a una dieta adecuada en cada etapa. En instalaciones grandes que pueden tardar semanas en llenarse, la cantidad de ración inicial que reciben los primeros cerdos es a menudo muy diferente de la cantidad permitida para los últimos cerdos. Por supuesto, los contenedores y las líneas de alimentación deben vaciarse entre cada grupo, ya que la última ración no es apta para ser el alimento que recibirá un cerdo recientemente destetado. Finalmente, los animales que no están comiendo en el corral, ya sea porque están enfermos o porque no han aprendido, tendrán heces más sueltas debido a la reducción del consumo de alimento sólido. Estos animales deben ser identificados y colocados en un hospital separado o en un corral para necesidades especiales para que puedan recibir cuidados más intensivos y así volver a un consumo completo del alimento, como también evitar la contaminación de los otros cerdos.

Hay muchos factores a considerar cuando se evalúa la causa y el tratamiento de la diarrea en un grupo de cerdos recién destetados. Tenga cuidado de no caer en la trampa de pasar por alto todos los factores que influyen, de lo contrario, un pequeño problema podría convertirse rápidamente en una crisis. Haga preguntas, asegúrese de que el ambiente sea el correcto para el tamaño y el peso del grupo de cerdos, involucre a su veterinario y nutricionista y asegúrese de anotar sus éxitos y fracasos a medida que avanza. ¡Con paciencia y conocimiento, incluso los desafíos más grandes se pueden superar!

¿Alguna pregunta o comentario?

Loading...