Skip to main content

Una buena respuesta intestinal depende de la nutrición en edades tempranas

Una buena respuesta intestinal depende de la nutrición en edades tempranas

¿Qué es la salud intestinal?

Es indudable el  interés existente por mejorar las estrategias nutricionales naturales con el fin de promover la salud y el desarrollo intestinal en los cerdos jóvenes para maximizar su crecimiento durante la vida y minimizar el uso de antibióticos. Pero, ¿qué significa realmente el término "salud intestinal"? Varios artículos y revisiones recientes han proporcionado criterios generalizados para la evaluación de la salud intestinal en cerdos jóvenes, que incluyen:

  1. la digestión y absorción eficientes del alimento,
  2. una población microbiana estable y adecuada,
  3. un sistema inmunológico intestinal eficaz,
  4. la ausencia de enfermedad, y
  5. una barrera intestinal protectora y funcional.

Si el intestino no está sano y funcionando de manera óptima, la salud general, el bienestar y el rendimiento del lechón se verán afectados y, en última instancia, también lo harán los márgenes de ganancia del productor. Por lo tanto, para que los lechones tengan el mejor comienzo posible en la vida, los productores deben enfocarse en promover poblaciones microbianas favorables dentro del intestino, optimizar las estructuras intestinales para asegurar una absorción efectiva de nutrientes y apoyar el sistema inmunológico, ya que todos estos componentes están intrínsecamente relacionados con la salud intestinal.

Nutrición en edades tempranas

Durante los últimos 40 años, Alltech ha realizado una extensa investigación sobre la salud intestinal de los monogástricos y ha diseñado varios programas de manejo de la salud intestinal, que se enfocan en la mejora del rendimiento animal desde el nacimiento mediante la promoción de poblaciones de bacterias favorables, la construcción de defensas naturales y la maximización del crecimiento. El concepto Seed, Feed, Weed (SFW) da vida a uno de esos programas, que está diseñado para modificar la microbiota intestinal a través del establecimiento de poblaciones microbianas beneficiosas y más diversas después del nacimiento de los animales. Establecer y mantener un microbioma beneficioso y diverso en las primeras edades es vital para los cerdos. Esto se debe a que los primeros microbios que colonizan el intestino son fundamentales para el establecimiento de comunidades microbianas permanentes, que afectan a los resultados de crecimiento y la salud de los cerdos en el futuro. El programa SWF afianza la salud intestinal de los lechones en base a tres razones:

  • Sembrar el intestino con organismos beneficiosos: Es vital "sembrar" el intestino con las bacterias correctas tan pronto como sea posible después del nacimiento. Los primeros microorganismos en colonizar el intestino determinarán la composición de la flora, al crear el microambiente necesario para establecer una comunidad microbiana compleja y un desarrollo arquitectónico óptimo. Con la microflora intestinal adecuada ahora en su lugar, los lechones muestran un mejor crecimiento en etapas tempranas, buena conversión alimenticia, uniformidad y viabilidad.
  • Alimentar a los organismos beneficiosos: Además de "sembrar" el intestino con las especies colonizadoras correctas, es crucial mejorar la capacidad de los organismos beneficiosos para colonizar y dominar rápidamente la población microbiana en el intestino delgado. Una vez que se establezca una población microbiana beneficiosa y una ecología intestinal, las vellosidades se desarrollarán esplendorosamente. Este paso es fundamental para la salud de los lechones y la eficiencia alimenticia, porque cuanto más saludables sean las vellosidades intestinales de un lechón, más eficientemente se absorberán los nutrientes.
  • Eliminar los microorganismos perjudiciales: El intestino también puede contener microbios patógenos dañinos (por ejemplo, Escherichia coli enterotoxigénica), que pueden dañar las vellosidades intestinales. Por lo tanto, es importante "eliminarlos" antes de que puedan adherirse al revestimiento intestinal y reproducirse lo suficiente como para causar una enfermedad. Al bloquear los mecanismos de unión de los organismos perjudiciales con un bloqueador de fimbrias de tipo 1 se reduce su capacidad para competir con los organismos beneficiosos (p. Ej., Bifidobacterium y Lactobacillus) en el intestino. Minimizar la exposición del intestino a estos microbios dañinos ayudará a mejorar las defensas naturales del animal y acortará el tiempo de recuperación de las enfermedades.

Figura 1 - El concepto Seed, Feed, Weed está diseñado para modificar la población microbiana en el intestino a fin de lograr el establecimiento de una flora microbiana beneficiosa y diversa después del nacimiento.

El componente "Weed" de SFW está enfocado a garantizar una mejor salud intestinal e inmunológica de los lechones y representa el 80% de la eficacia del programa. En el programa SFW se incorporan soluciones técnicas nutricionales como Actigen (ACT, Alltech), que ha demostrado que ayuda a mantener un intestino sano y que influye positivamente en la normalización de la microflora intestinal. Esto, a su vez, puede ayudar a reducir los riesgos asociados al desarrollo de resistencia a los antimicrobianos. Datos recientes de estudios dirigidos a mejorar la salud intestinal en lechones demostraron que el programa SFW puede ayudar a reducir la adhesión de E. coli y la adhesión de Salmonella Dublin a las células intestinales. Impedir la unión de E. coli y Salmonella a las células intestinales como resultado del programa SFW puede además tener un efecto directo en la disminución de los marcadores inflamatorios de infección. La inclusión dietética de óxido de zinc (ZnO) se utiliza actualmente para suprimir el crecimiento de bacterias patógenas en el intestino. Sin embargo, a medida que la industria porcina de la UE se prepara para la prohibición del ZnO, que entrará en vigor en 2022, instaurar un intestino sano con una carga de patógenos reducida es ahora más importante que nunca, y el programa SFW podría ayudar a los productores a avanzar hacia sistemas de producción sin ZnO.

El destete representa el hecho más desafiante en la producción porcina moderna, ya que los lechones están expuestos a una gran cantidad de factores de estrés al mismo tiempo (por ejemplo, un cambio dietético abrupto, como supone el paso de una alimentación basada en la leche materna a otra basada en alimento sólido; un nuevo ambiente; mezcla con cerdos desconocidos de otras camadas y separación materna). En consecuencia, los lechones recién destetados sufren cambios drásticos en su fisiología intestinal, y estos cambios se caracterizan por atrofia de las vellosidades intestinales e hiperplasia de las criptas en el intestino delgado, como resultado de una reducción en la ingesta de energía cuando el lechón se está adaptando al alimento sólido. Sin embargo, varios estudios han demostrado una mejora significativa en la estructura intestinal de los lechones después del destete mediante la suplementación con Actigen en las dietas de pre-iniciación e iniciación. Como resultado, aumentaron la absorción y utilización de nutrientes, y esto fue seguido de una mejora en la ganancia de peso de los lechones y en la conversión alimenticia. Por lo tanto, si los productores pudieran modelar la morfología intestinal a través de soluciones nutricionales naturales, la capacidad digestiva, absorbente y secretora del intestino aumentaría, lo que puede ayudar a mitigar los impactos negativos del destete sobre la salud, el crecimiento y la rentabilidad.

Figura 2 - Actigen mejora la estructura del tracto intestinal del lechón después del destete para ayudar a la absorción y utilización de nutrientes. Las vellosidades intestinales son más altas y tienen una pared más delgada con la cual pueden absorber mejor los nutrientes.

La nutrición en las primeras etapas de la vida es fundamental si queremos lograr un rendimiento y una salud óptimos de los lechones durante toda su vida. El programa SFW de Alltech se orienta a la salud intestinal, pues su implantación afecta tanto a la diversidad microbiana como a la estructura intestinal. Esto es esencial para los lechones jóvenes y ayuda a garantizar un rendimiento y una rentabilidad óptimos de por vida para los productores, de una manera sostenible. El uso de tales programas de manejo de la salud intestinal también desempeñará un papel fundamental para ayudar a los productores a trabajar hacia una producción libre de antibióticos y de óxido de zinc.

Esta es la parte 2 de una serie de 3 partes

Autor: Dra. Hazel Rooney, Coordinadora técnica de porcino, Alltech Irlanda
 

Loading...